Bienvenido al directorio Todo Implante Capilar

Todo lo que debes saber acerca del Minoxidil

Todo lo que debes saber acerca del Minoxidil

Hoy vamos a hablar sobre el minoxidil y sus posibles efectos adversos. Como ya sabéis, el minoxidil es un fármaco que se administra vía tópica, en forma de espuma, para frenar la alopecia.

¿Cuáles son los posibles efectos adversos de Minoxidil anticaída?

Como todos los fármacos, tiene sus posibles efectos adversos, hoy vamos a hablar de uno de ellos. Uno de los casos que conocemos, es el de una persona que, después de estar unas semanas usándolo, le empezó a dar un problema en los ojos, ese problema era, básicamente, como la presbicia. Lo que tenía era vista cansada, le molestaban los ojos, las luces, no podía mirar una luz sin que le diera una especie de quemazón en los ojos, no podía leer, no podía mirar ninguna pantalla…

Lo primero en lo que pensamos en estos casos, es que puede ser debido al uso del móvil. Pero si nunca antes has tenido problemas de visión, y pasas largos períodos delante de una pantalla, hay que prestar atención a otros factores. Sobre todo, si, como en este caso, la persona tenía problemas muy exagerados, de estar días con los ojos tapados por el tremendo dolor.

En este caso, la persona en concreto se dio cuenta de que podía ser debido al reciente uso de Minoxidil anticaída. Y, efectivamente, cuando lo suspendió durante unos días, el efecto disminuyó. Para estar completamente seguro, lo que hizo fue volver a retomarlo, y le volvió a dar el mismo efecto. De modo que, finalmente, decidió dejarlo de golpe. Pero, aquí es cuando le golpeó el efecto rebote de Minoxidil.

Efectos secundarios del tratamiento con Minoxidil anticaída

El Minoxidil es un producto muy utilizado para tratar la alopecia, es un vasodilatador que aplicamos de manera tópica. Lo hay en varios formatos y ahora también hay incluso pastillas.

No es un producto para todo el mundo, en el caso anterior, la persona en concreto no reaccionaba de manera correcta a los componentes de Minoxidil, debido a los bajos niveles de sulfatación del producto dentro de su cuerpo, no conseguían transformarlo en su forma activa,  el Minoxidil, en este caso, lo único que hizo fue aportar un efecto negativo, sin beneficio alguno.

El efecto rebote fue inmediato, un día de no tener, prácticamente, nada de caída empezó a tener una caída salvaje. El problema es que esa caída se centró en su zona receptora, donde llevaba dos trasplantes capilares. Es decir, casi toda la caída del efecto rebote fue en la zona frontal.

El paciente le comentó a su doctora lo del efecto rebote, a lo que ella confirmó que no hay manera de detenerlo, solo se puede acelerar la recuperación, con el ritual de cuidados, como de costumbre. En este caso, plasma rico en plaquetas para aportar factores de crecimiento, y así, recuperar el pelo perdido. Pero ya sabéis que no hay nada milagroso en esto de la alopecia.

El efecto rebote duró unas 34 semanas, y durante todos los lavados que hizo durante ese tiempo,  veía como sus manos se llenaban de pelos, sólo se caía durante los lavados, de una manera exagerada. Le aparecieron bastantes huecos en la raíz de su zona frontal, pero en la zona derecha también se le cayó bastante pelo, la zona más afectada quizás.

Nuestro protagonista, estuvo utilizando el minoxidil en espuma durante dos meses, más o menos. Éste efecto podría ocurrir con cualquier Minoxidil y la manera de intentar reducirlo o minimizarlo es dejando de usar el producto, antes de que ocurra el efecto rebote. Dejarlo poco a poco, hacer como una pequeña desintoxicación. Al dejarlo de golpe, aparece el efecto rebote. Lo ideal es ir aplicando cada vez menos producto, reducir cantidad y frecuencia de uso.

La cuestión es ser constante. Si dejáis el Minoxidil, debéis utilizar otro tipo de antiandrógenos.

Deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *